Propuesta metodológica

1. La formación personal
La formación personal consiste, en esencia, en vivenciar diferentes situaciones de juego: pulsional, de cuidado hacia el otro, sensoriomotricidad y simbolismo. Ser consciente de qué se nos mueve en estas situaciones. Experimentar situaciones de resolución de conflictos, acompañamiento de grupos para poder posteriormente reflexionar sobre diferentes aspectos de la metodología e intervención. Implicarse en procesos creativos en lenguajes diversos para explorar la creatividad desde nuestro interior.

2. La formación teoricopráctica
Los diferentes bloques conceptuales se introducen a partir de la vivencia y son:

  • Sentido del juego y evolución del niño.
  • Metodología e intervención (creación de espacios, acompañamiento de grupo, conflictos…)
  • Procesos creativos.
  • Sistema. Funcionamiento orgánico del proyecto. Ósmosis de la información. Órdenes del sistema.

3. La práctica
Un periodo de 70 horas de práctiques en La Caseta o en proyectos afines, más 2 horas de tutorías grupales y 1 hora de tutoría individual complementan la formación personal y teoricopráctica.
Al finalizar el curso se presentará una producción-creación individual a partir de un tema de interés que haya surgido en el transcurso de la formación y que integre la formación teórica, vivencial y la práctica.